De la dedicación del Personal Docente y de Investigación PDF Imprimir
16.06.2009

CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES

ARTICULO 109.- según el tiempo que dedique a actividades correspondientes, el personal docente investigación ordinario se clasificará en:
1. Profesores a dedicación exclusiva;
2. Profesores a tiempo completo;
3. Profesores a medio tiempo, y
4. Profesores a tiempo convencional.

ARTICULO 110.- Para la clasificación de un profesor en cualquiera de las categorías antes indicadas se tendrá en cuenta:
1. Su participación en las actividades docentes, administrativo-docentes, de investigación y de extensión, previstas en los planes y programa elaborados por la Facultad o Núcleo respectivo y la Universidad, y
2. El tiempo que dedica, efectivamente, al cumplimiento, en forma satisfactoria, de las tareas especificas que le hayan sido asignadas.

ARTICULO 111.- A los fines de la más adecuada programación de las actividades universitarias, las unidades académicas correspondientes (Departamentos, Institutos y Centros), propondrán a los Consejos de Facultad o Núcleo, al inicio de cada periodo, las obligaciones que, conforme a los planes de trabajo establecidos, deba cumplir cada uno de los profesores adscritos a las mismas. La descripción de tales obligaciones comprenderá las clases teóricas, la docencia práctica, las labores administrativo-docentes y las actividades de investigación y de extensión, debiendo señalarse con precisión las horas que el profesor debe dedicar a cada una de ellas. En la asignación de estas obligaciones, la unidad académica correspondiente hará una distribución justa y racional, atendiendo a la dedicación y a las aptitudes y capacidades de los profesores adscritos a ella.

Parágrafo Unico: Si fuere el caso, el Consejo Universitario y los Consejos de Facultad o Núcleo podrán asignar las obligaciones que les competan, entre las señaladas en el presente articulo, participándolo a las unidades académicas correspondientes, las cuales reconocerán estas decisiones e incluirán las actividades respectivas en la carga académica del profesor.

ARTICULO 112.- Los profesores cumplirán las obligaciones antes indicadas de acuerdo al horario establecido, dentro de la jornada que les corresponda, sin que sea permitido, por ningún motivo, la superposición de aquél con el de otras actividades.

ARTICULO 113.- La Universidad establecerá los medios de control del cumplimiento de las obligaciones que atañen a los profesores e investigadores, según la programación establecida y el tiempo que, conforme a su dedicación, deben permanecer en ambientes universitarios, de acuerdo con lo establecido en los artículos l15, 124 y 131 del presente Estatuto.

CAPITULO II
DE LOS PROFESORES A DEDICACION EXCLUSIVA

ARTICULO 114.- La clasificación de un profesor a dedicación exclusiva debe tener plena justificación en el cumplimiento de objetivos fundamentales para la buena marcha de la Facultad o Núcleo a que esté adscrito, y de la Universidad, de acuerdo con lo previsto en los planes y programas correspondientes. A tal efecto, deberá tomarse en cuenta la dedicación efectiva a las labores que le correspondan, en función de la programación aprobada por los organismos competentes (Departamentos, Institutos o Centros) y el Consejo de Facultad o Núcleo.

ARTICULO 115.- El profesor a dedicación exclusiva deberá permanecer en ambientes universitarios cuarenta (40) horas semanales, dedicado al cabal cumplimiento de las tareas que le hayan sido encomendadas.

Parágrafo Unico: A los fines de lo establecido en este título, se consideran ambientes universitarios, además de aquellos donde se realizan normalmente las actividades administrativas, docentes y de investigación, como oficinas, aulas, laboratorios, bibliotecas y cubículos de trabajo, todo lugar donde el profesor cumpla funciones docentes, de investigación o de extensión que le hayan sido encomendadas, tales como trabajos de campo, reuniones de distinta índole, etc.

ARTICULO 116.- La dedicación exclusiva es absolutamente incompatible con cualquier otra actividad remunerada fuera de la Universidad, independientemente del horario en que se cumpla la misma. Para realizar actividades no remuneradas fuera de la Universidad, se requiere permiso del Consejo Universitario, previa aprobación de los Consejos de Facultad o Núcleo.

Parágrafo Unico: Sin embargo, el profesor a dedicación exclusiva puede recibir emolumentos que eventualmente le correspondan por concepto de derechos de autor o de conformidad con el Reglamento de Obvenciones y Subvenciones, aprobado por el Consejo Universitario.

ARTICULO 117.- La solicitud de clasificación de los profesores en la categoría de dedicación exclusiva la hará la unidad académica a que estén adscritos (Departamentos, Institutos o Centros), previa anuencia del profesor, ante el Consejo de Facultad o Núcleo, acompañada del plan de trabajo que la justifique, debiendo indicar claramente en el mismo las actividades docentes, los programas de investigación, las labores administrativas y de extensión, etc., que cumplirán los profesores propuestos. El Consejo de Facultad o Núcleo estudiará cada proposición y, si la encontrare justificada, la someterá a la consideración del Consejo Universitario, organismo al cual compete la decisión definitiva.

Parágrafo Unico: En casos plenamente justificados, el Consejo Universitario podrá aprobar y los Consejos de Facultad o Núcleo solicitar a aquél la aprobación de la dedicación exclusiva de un profesor y las unidades académicas correspondientes reconocerán estas decisiones e incluirán las actividades académicas respectivas en la carga académica del profesor.

ARTICULO 118.- La dedicación exclusiva puede otorgarse para realizar, fundamentalmente, labores de investigación, o para cumplir labores de docencia, administración o extensión, o también para efectuar armónicamente varias. de estas actividades.

ARTICULO 119.- Los instructores que se encuentren en etapa de formación serán a dedicación exclusiva.

ARTICULO 120.- Las Autoridades Universitarias, Decanos, Directores de Escuelas e Institutos, los Jefes de Departamentos y los Jefes y Coordinadores de Consejos y Oficinas Centrales, por el hecho del desempeño de sus funciones, podrán acogerse a la dedicación exclusiva desde el momento en que asuman sus cargos, solicitándola por escrito, sin desmedro de las primas correspondientes a tales cargos, excepción hecha de los Jefes de Departamentos.

ARTICULO 121.- Los representantes de los profesores ante el Consejo Universitario, así como el representante del Ministerio de Educación, pueden acogerse, también, a la dedicación exclusiva, desde el momento en que se incorporen al organismo, solicitándola por escrito.

ARTICULO 122.- La dedicación exclusiva del profesor se mantendrá mientras existan las condiciones que la justifiquen.

Parágrafo Unico: Los organismos competentes decidirán el cambio de dedicación exclusiva a otra dedicación del profesor, cuando se dé alguna de las circunstancias siguientes:
1. Petición del interesado, o
2. Incumplimiento del programa de actividades que determinó dicha clasificación o del tiempo de permanencia en ambientes universitarios.

CAPITULO III
DE LOS PROFESORES A TIEMPO COMPLETO

ARTICULO 123.- La clasificación del profesor dedicación de tiempo completo debe obedecer a exigencias académicas, docentes, administrativo-docentes, de investigación o de extensión, derivadas de los planes y programas aprobados por los organismos competentes de la Facultad o Núcleo respectivo. La solicitud de clasificación de los profesores en la categoría de tiempo completo, la hará la unidad académica a que estén adscritos (Departamentos, Institutos o Centros) ante el Consejo de Facultad o Núcleo, acompañada del plan de trabajo que la justifique, debiendo indicar claramente en el mismo las actividades-docentes, los programas de investigación, las labores administrativas y de extensión, etc., que cumplirán los profesores propuestos. El Consejo de Facultad o Núcleo estudiará cada proposición y, si la encontrare justificada, la someterá a la consideración del Consejo Universitario, organismo al cual compete la decisión definitiva.

ARTICULO 124.- El profesor a tiempo completo deberá permanecer en ambientes universitarios, treinta y cinco (35) horas semanales, dedicado al cabal cumplimiento de las tareas que le hayan sido encomendadas.

ARTICULO 125.- La condición de profesor a tiempo completo es incompatible con cualquier otra actividad remunerada dentro de la Universidad. Fuera de ésta, el profesor clasificado en tal condición puede desempeñar otra actividad remunerada, siempre que se cumplan los siguientes requisitos:
1. Que las labores inherentes a la misma estén estrechamente vinculadas a las disciplinas a que se dedica el profesor, contribuyendo a ampliar y profundizar su experiencia, y, por tanto, al mejoramiento de la docencia y de la investigación;
2. Que el profesor realice esa otra actividad fuera del horario que debe cumplir en la Universidad y no dedique a la misma, en total, más de diez (lo) horas semanales,
3. Que obtenga autorización del Consejo Universitario, a solicitud del Consejo de Facultad o Núcleo respectivo.
Parágrafo Unico: Los profesores a tiempo completo podrán recibir emolumentos por concepto de derechos de autor o de conformidad con lo previsto en el Reglamento de Obvenciones y Subvenciones.

ARTICULO 126.- Igual que la dedicación exclusiva, el tiempo completo puede otorgarse para realizar, fundamentalmente, labores de investigación, cumplir, principalmente, labores docentes, administrativas o de extensión, o también para efectuar armónicamente varias de esas actividades.

ARTICULO 127.- A los profesores a tiempo completo que desempeñen funciones académico-administrativas, tales como Jefaturas de Departamento y otras similares, se les reconocerá, a los efectos del cumplimiento de su dedicación, el tiempo que empleen en esas funciones, el cual será establecido por el Consejo de Facultad o Núcleo respectivo.

ARTICULO 128.- Cuando circunstancias especiales lo requieran el Consejo de Facultad o Núcleo correspondiente, podrán encomendar a los profesores a tiempo completo la realización de otras tareas especificas, liberándolos, total o parcialmente, de sus obligaciones ordinarias.

ARTICULO 129.- Los organismos competentes decidirán el cese de la clasificación del profesor como tiempo completo cuando éste incurra en alguna de las siguientes faltas:
1. Incumplimiento del programa de actividades que le haya sido encomendado o del tiempo de permanencia en ambientes universitarios, o
2. Desempeño de actividades remuneradas fuera de la Universidad, sin cumplir los requisitos establecidos en el articulo 125.

CAPITULO IV
DE LOS PROFESORES A MEDIO TIEMPO

ARTICULO 130.- Los profesores a medio tiempo se designarán, fundamentalmente, en aquellas disciplinas en que sea necesario o útil el aporte de la experiencia derivada del ejercicio profesional, para impartir una enseñanza adecuada. La solicitud de clasificación de los profesores en la condición de medio tiempo la hará la unidad académica a que estén adscritos (Departamentos, Institutos o Centros) ante el Consejo de Facultad o Núcleo, acompañada del plan de trabajo que la justifique, debiendo indicar claramente en el mismo las actividades docentes, los programas de investigación, las labores administrativas y de extensión, etc., que cumplirán los profesores propuestos. El Consejo de Facultad o Núcleo estudiará cada proposición y, si la encontrare justificada, la someterá a la consideración del Consejo Universitario, organismo al cual le compete la decisión definitiva. En todo caso el profesor a medio tiempo debe presentar cada año, un plan de trabajo que contemple claramente las actividades docentes, los programas de investigación y las labores administrativas y de extensión que cumplirá. Tales profesores participarán, sobre todo, en actividades docentes (enseñanza teórica, clases prácticas, pasantías, seminarios, etc.), de acuerdo con la programación establecida, conforme a los planes de cada Facultad o Núcleo.

ARTICULO 131.- Los profesores a medio tiempo dedicarán a la Universidad dieciocho (18) horas semanales, lapso durante el cual permanecerán en ambientes universitarios, dedicados al cumplimiento de sus tareas especificas, y accesibles a los alumnos para laborares de consulta y orientación.

ARTICULO 132.- Los profesores a medio tiempo tendrán una remuneración equivalente a la mitad de la establecida para los profesores a tiempo completo de igual categoría en el escalafón y no podrán desempeñar otras actividades, ni dentro ni fuera de la Universidad, que exijan dedicación a tiempo completo.

CAPITULO V
DE LOS PROFESORES A TIEMPO CONVENCIONAL

ARTICULO 133.- Los profesores a tiempo convencional se designarán para aquellas cátedras donde se requiera personal docente calificado por su amplia experiencia profesional, vinculada con la materia que se enseña en las mismas.

ARTICULO 134.- Los profesores a tiempo convencional, por la naturaleza de sus funciones, sólo están obligados a permanecer en ambientes universitarios las horas dedicadas al cumplimiento de las labores docentes que se les haya asignado y de las obligaciones subsecuentes. La carga horaria de estos profesores no podrá exceder de doce (12) horas semanales.

ARTICULO 135.- Los profesores a tiempo convencional recibirán una remuneración acorde con su carga horaria y categoría en el escalafón, conforme con la escala establecida al efecto por el Consejo Universitario.

CAPITULO VI
DISPOSICIONES COMUNES

ARTICULO 136.- Al final de cada periodo las distintas unidades académicas (Departamentos, Institutos y Centros) harán una evaluación de la labor cumplida por los miembros del personal docente y de investigación adscritos a las mismas, y la presentarán, con las recomendaciones pertinentes, al Consejo de Facultad o Núcleo, junto con la programación para el periodo siguiente. A tal efecto, previamente, los profesores presentarán a dichas unidades un informe completo y claro sobre las actividades académicas cumplidas por ellos durante el periodo.

ARTICULO 137.- Sin perjuicio de las medidas disciplinarias a que pudiere haber lugar, los profesores que falten injustificadamente a más del cinco por ciento (5%) de las clases o seminarios que estén obligados a dictar durante el periodo lectivo, reintegrarán a la Universidad una cantidad igual a la remuneración que corresponda a las clases o seminarios a que no hayan asistido. De igual modo, deberán reintegrar a la Universidad una cantidad adecuada los profesores que dejen de asistir, injustificadamente, a los exámenes de perorado o postrado para los que sean convocados, o que dejen de participar en los jurados de concursos y trabajos de ascenso para los cuales sean designados. La cantidad a reintegrar se determinará en base a una tabla de deducciones elaborada al efecto por el Consejo Universitario, teniendo en cuenta la categoría de los profesores y su dedicación. Dicha cantidad será descontada del sueldo de las dos mensualidades siguientes a la finalización del correspondiente periodo lectivo, por la administración de la Universidad, previa notificación de las autoridades de la Facultad o Núcleo.

Parágrafo Primero: Los jefes de las unidades académicas, (Departamentos, Institutos o Centros) a que estén adscritos los profesores que incurran en la inasistencia, y en su defecto, el Director de la Escuela, son los responsables de velar por el cumplimiento de ésta disposición. Si por su falta no se hiciere el descuento a los profesores obligados, ellos asumirán las obligaciones respectivas.

Parágrafo Segundo: El Consejo Universitario podrá, además, establecer, a proposición de los Consejos de Facultad o Núcleo y del Consejo de Desarrollo Científico, Humanístico y Tecnológico, normas similares mediante las cuales se imponga a los miembros del personal docente y de investigación, que incumplan otras actividades, la obligación de reintegrar a la Universidad las cantidades que, por concepto de las mismas, les haya cancelado.

ARTICULO 138.- Los profesores clasificados en las categorías de dedicación exclusiva, tiempo completo y medio tiempo que no cumplan el horario de permanencia en espacios universitarios, establecido en los artículos l15, 124 y 131, respectivamente, a pesar de ofrecerles la Facultad o Núcleo ambientes de trabajo adecuados, serán clasificados en la categoría de tiempo convencional, con un número de horas igual al que efectivamente dediquen a la docencia o a la investigación, sin que las mismas puedan exceder del limite establecido en el articulo 134.

ARTICULO 139.- De acuerdo con la Ley y este Estatuto, la Universidad garantizará a todos los miembros del personal docente y de investigación, su estabilidad en la dedicación para la que hayan sido propuestos por la unidades académicas a las que estén adscritos, salvo lo previsto en los artículos 122, 129 y 138.

No obstante, el profesor puede solicitar cambio de dedicación, pero la Universidad se reserva el derecho de decidir mantenerlo en la que tenía o ubicarlo en la más conveniente, según las políticas que haya implementado o los mejores intereses de la Institución. En todo caso, exceptuando las previsiones de este Estatuto, los miembros del personal docente y de investigación o las unidades académicas correspondientes, sólo podrán tramitar nuevos cambios de dedicación al término de los períodos lectivos o presupuestarios de la Universidad.